: Fin de semana en una casa rural en Asturias:

Hoy vamos a proponer un fin de semana con uno de nuestros programas más demandados, fin de semana en casa rural en Asturias.

La casa rural en Asturias:

La elección de la casa de aldea en Asturias, es fundamental para pasar un buen fin de semana en los Picos de Europa.

Lo principal para elegir la casa de aldea correcta es saber o por lo menos tener una idea de cuantas personas vais a compartir la casa rural  en Asturias.

Así por ejemplo disponemos de casas de aldea en Asturias para 2, 4, 6, 8 y hasta 20 personas, todas con habitaciones dobles, supletorias, matrimoniales… Las casas disponen de baños, cocina, calefacción, chimenea e incluso con jacuzzi, parking y barbacoas, algunas con piscina…

Hemos elegido una casa de aldea para 2 personas con jacuzzi y aparcamiento privado en uno de los pueblos más bonitos del entorno de los Picos de Europa, Asturias.

Cuando llegamos a la casa, no sin antes maldecir un poco a los satélites y sus mapas, nos encontramos con Ramón, un chico muy majo que nos entrega las llaves de la casa y nos da las últimas explicaciones y aclaraciones sobre la casa rural.

La casa rural, está muy bien, todo arreglado y en su sitio, con una estupenda estufa y un increíble jacuzzi para nosotros solos. La casa además está totalmente equipada para cocinar (platos, vasos, cubiertos, sartenes y potas…).

El fin de semana en mi casa de aldea en Asturias.

El primer día, nos lo tomamos con calma, hemos tenido un largo viaje y la ultima parte hasta llegar a la casa ha sido cansada. Como ya teniamos media idea de quedarnos en casa, cuando pasamos por Arriondas, paramos en un gran supermercado y compramos alguna cosa para cenar y desayunar. No tuvimos que comprar nada de aceite ni sal, ya que el dueño nos avisó de que ya tenia de eso en la casa. Unas pizzas, galletas, leche y un poco de picoteo en plan patatas, ganchitos, jamón…

La verdad es que con la noche lloviendo, frío y viento y nosotros en nuestra pequeña casita con la estufa, la tele y la cena, estábamos muy bien y a gusto.

Al día siguiente, yo pensaba que no podríamos hacer nada por el tiempo, pero cuando abrí la ventana me sorprendió un estupendo día soleado, con alguna nube pero con sol. Típico día de primavera, con el frescos y el rocío y los pájaros cantando, igualito que una postal interactiva.

Las expectativas de un buen día nos animaron a realizar la actividad que teníamos programada y nos fuimos directamente a las oficinas de Frontera Verde en Arriondas. Nos dieron a elegir entre varias propuestas y escogimos una ruta de espeleología por la mañana y una ruta en quad por la tarde.

Durante el traslado a la espeleología, se nos puso a llover y hacer sol al mismo tiempo unas cuantas veces, pero Juan nos explicó que no pasaba nada ya que dentro de cueva no llovía. Pero no solo no llovía, sino que además hacía calor, no mucho pero teniendo en cuenta que veníamos del exterior a 8 grados y dentro había 15, pues eso, que se nota.

Después de la increíble experiencia de la espeleolgía nos fuimos a comer un menú del día, Juan nos recomendó un par de sitios y finalmente nos decantamos por Casa Morán en Benia de Onís, donde Juan nos dijo que tenían la mejor fabada del oriente de Asturias.

El menú no nos defraudó, la señora de Casa Morán nos dejó encima de la mesa una pota llena de fabada para que comiésemos a gusto y después del segundo plato de fabes la señora se enfadaba porque comíamos muy poco. De segundo nos sacaron cabrito con patatas y de postre arroz con leche, casero, con una buena capa de azúcar requemado.

No sabíamos si salir caminando o rodando, la comida estaba buenísima.

Después de pasear la fabada por Cangas de Onís y sus parques, nos dirigimos a las oficinas para realizar nuestra segunda actividad, la ruta en quad.

Después de leer y firmar todos los documentos para el alquiler del vehículo, un guía nos explico el funcionamiento y como se va a realizar la ruta.

Es importante ser muy puntual, y si por ejemplo tienes la ruta a las 5 de la tarde, tienes que estar allí a las 4:45 como muy tarde, para que de tiempo suficiente de dar la explicación y aclarar las dudas.

La ruta en quad la hicimos con más gente y en total éramos 5 quads dobles y un guía que iba delante conduciendo esta peculiar caravana.

Por la tarde, después de la ruta nos fuimos a la casa de aldea para descansar, pegarnos una ducha y descansar un poco hasta la cena.

Para cena, habíamos contratado un paquete especial que tenia cena romántica en un de los mejores restaurantes de Cangas de Onís, El Molín de la Pedrera. Aquí, Paz y sus hermanos nos degustaron con una serie de platos de temporada y locales, toda una experiencia gastronómica. Para terminar nos dieron a probar queso gamonedo del puerto, el más codiciado.

Por la noche aprovechamos que estábamos de vacaciones y salimos un poco por Cangas de Onís, por eso de ver su vida nocturna… Todos los bares están a tope y la noche se alargó hasta bien entrada la madrugada. Para evitar problemas decidimos volver en taxi hasta la casa rural.

Al día siguiente domingo, nos levantamos cuando pudimos, y dejamos todo recogido y guardado en el coche. Sobraron algunas cosas de comida que decidimos dejar en la casa, el resto nos lo llevamos.

Antes de marchas, decidimos para un poco en el mercado de Cangas de Onís, que se celebra todos los domingos. Aquí aprovechamos para comprar queso (cabrales, gamonedo, pria…) también compramos fabes y compango

Casa rural en Asturias

Esta era nuestra casa de aldea en Asturias, con jacuzzi incluido.

(chorizo, morcilla y carne) para hacernos una buena fabada en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>