Equipo necesario para la ruta del Cares:

La ruta del Cares, es una ruta de alta montaña, y eso nos debe servir de guía a la hora de revisar nuestra mochila antes de empezar a caminar por esta increible ruta de senderismo en el corazón de los Picos de Europa.

Es cierto que es una ruta con relativamente poco desnivel, y que la senda está bien marcada, pero no nos debemos confundir y bajar la guardia con respecto al material necesario para la ruta del Cares.

Calzado para hacer la ruta del Cares

Este es la parte más importante de nuestro equipo, ya que supone la unión de nuestro cuerpo con la ruta. Para hacernos una idea gráfica, imaginémonos que somos un coche de formula 1, ¿Qué le ocurre al coche cuando las ruedas se gastan?, exacto, pierde tracción, potencia y control, pues lo mismo nos ocurre a nosotros cuando vamos con un calzado inadecuado a caminar por la ruta del Cares o por cualquier otra ruta de senderismo.

Nuestro calzado es el que tiene que agarrarse al terreno y si ese calzado está en mal estado o gastado estamos asumiendo cada vez más riesgos.

Además del estado de nuestro calzado hay otro factor importante. La ruta del Cares, está hecha en la roca, es decir todo el camino es en roca, y aunque está bien y al principio no vamos a sentir nada, al cabo de 8-10 km. vamos a empezar a notar que nos duelen los pies, ya que el suelo es duro.

Por ultimo, al ser una ruta en roca, natural y en montaña, el camino no es uniforme, sino que presenta pequeñas y grandes irregularidades que nos pueden provocar un tropezón o torcedura de tobillo.

Así que ya tenemos los tres principales factores que nos van a afectar a la hora de elegir nuestro calzado para la ruta del Cares:

  1. Calzado deportivo y con una suela en buen estado.
  2. Calzado que tenga un mínimo de amortiguación o una suela gruesa.
  3. Calzado que nos proteja el tobillo.

El calzado ideal para caminar por la ruta del Cares, sería una bota de trekking, con caña media –baja y suela medio-blanda.

También hay que adecuar el calzado a la época del año, no iremos con el mismo en verano que en invierno.

Que calzado NO llevar a la ruta del Cares

Tan importante como saber que tipo de calzado llevar a la ruta del Cares puede ser saber que calzado definitivamente no llevar. Algunos pueden parecer obvio, pero los que trabajamos en la ruta del Cares hemos visto de todo.

1- Calzado de calle (zapatos, zapatillas tipo discoteca, tacones…) podéis pensar que exagero, pero ya he visto de todo por la ruta del Cares

2- Chanclas. Aunque este tipo de calzado tiene auténticos fanáticos, capaces de hacer el camino de Santiago en chanclas en pleno invierno, en la ruta del Cares conviene llevar el pie debidamente protegido.

3- Calzado de montaña en mal estado o muy antiguo. Un clásico en la ruta del Cares es buscar en el armario para encontrar esas botas que te compráste hace 20 años y solo has usado una vez, las ves y tienen buena pinta. El problema en el calzado muy antiguo, es que el pegamento que sujeta la suela, al calentarse por el suelo y el sol que hay en la ruta del Cares, se derrite y se despega, y de repente, te encuentras en mitad de la ruta del Cares con una o las dos suelas en la mano y los piés descalzos.

Vestimenta para la ruta del Cares

Una vez solucionado el calzado, pasamos al resto de la ropa que llevaremos puesta. No hay que decir que depende de la época del año llevaremos más o menos ropa pero en términos generales se puede resumir de la siguiente manera:

  • Pantalones, en invierno largos, en verano se pueden llevar cortos.
  • Camisetas, tanto térmicas para el invierno como normales y floridas para el verano
  • Ropa de abrigo, tanto en invierno como en verano es importante llevar algo de ropa de abrigo. No nos olvidemos que es una ruta de montaña y el tiempo puede cambiar en cualquier momento.
  • Protección solar (gorra y crema solar).
  • Añadamos en invierno un par de guantes y una bufanda para hacer la ruta en invierno.

De la ropa que llevemos puesta merece especial atención llevar ropa de abrigo tanto en invierno como en verano. Yo recomiendo llevar siempre en la mochila una buena chaqueta Goretex o similar. Hay que tener en cuenta que la ruta del Cares está metida dentro de un cañón y hay tramos que reciben muy poco sol incluso en verano, y aunque mientras caminamos no tenemos sensación de frío, enguanto nos paramos esta sensación aparece y es importante tener algo con que taparse.

Recuerdo la historia de un amigo mío (bombero) que haciendo la ruta del Cares en pleno verano, tuvo un pequeño accidente por el que tuvo que estar tendido en el suelo durante 2 horas, hasta que llegaron los equipos de rescate, y lo que más recuerda de todo fue el tremendo frío que paso por no tener nada con que taparse durante la espera, y eso que era medio día en pleno verano.

Mochila para la ruta del Cares

Es imprescindible llevar con nosotros una pequeña mochila, en la que meter las cosas que no estemos utilizando y de esa forma poder caminar con la manos libres.

La mochila no tiene que ser ni muy grande ni muy pequeña, una mochila de unos 30 litros es suficiente. En ella podremos guardar lo primero nuestra chaqueta de invierno y otra ropa de abrigo que no estemos usando como por ejemplo unos guantes, gorro y bufanda.

No me canso de ver por la ruta del Cares gente que empiezan la ruta súper equipados para el frío y en la primera cuesta ya les sobra todo, pero como no llevan una mochila están obligados a llevar chaquetas, gorros y bufandas en la mano, junto con la cámara, bastones y demás extras.

Recordar que nuestra mochila nos tiene que ayudar a llevar siempre las cosas guardadas y de esta forma las manos libres. Así disfrutaremos mucho más de la ruta del Cares y de los paisajes de los Picos de Europa.

Merece una mención especial nuestro equipo fotográfico. Lo ideal es que lo podamos meter todo en la misma mochila y no llevar dos mochilas, una para la ropa y otra para la cámara.

Por ultimo, hay un par de extras muy importantes y que nos van a ayudar durante la ruta:

  • Bastones trecking
  • Gorra y protección solar

Los bastones, nos ayudan a conectar nuestras manos con el suelo, y aunque al principio nos resulten un poco molestos al final de la ruta vamos a agradecer llevarlos, ya que nos quitan mucha presión a los pies. También ayudan a la hora de caminar, especialmente hacia arriba.

La protección solar en la ruta del Cares es muy importante, ya que durante una buena parte de la ruta, el sol nos va a estar machacando encima, y además al ser una ruta encañonada, el aire corre un poco menos y lo vamos a notar, especialmente en verano.

La mayoría de los accidentes que se producen en la ruta del Cares, tienen como punto de inicio un desvanecimiento o bajón de tensión provocado por el cansancio y el sol.

Últimos consejos para hacer la ruta del Cares

Una última consideración que debemos tener en cuenta a la hora de hacer nuestra mochila es que cuando estamos haciendo la ruta del Cares, durante el trayecto, no hay nada. No hay puntos de abastecimiento, tiendas, bares o sitios para llamar por teléfono. Por lo tanto deberemos prestar especial atención a:

  • Bebida (isotónica y por lo menos 2 litros por persona).
  • Comida, yo personalmente prefiero comer antes o después de la ruta, pero siempre hay que llevar algo para picar durante el camino (frutos secos, chocolatinas, barritas energéticas…)
  • Teléfonos móviles, aunque gran parte del recorrido no tiene cobertura de ningún tipo, es importante llevar uno o varios teléfonos móviles con la batería cargada, para en caso de urgencia poder salir a un punto de cobertura y hacer esa llamada de emergencia.
 

DEJE UN COMENTARIO

Abrir chat
Contacta por WhatsApp